Page 4 - Artículo 5
P. 4

Año XXII, Número 39, enero 2022
           Depósito Legal M-34.164-2001

                 ISSN 1695-6214
                                                              Historia Digital colabora con la Fundación ARTHIS



                    constatar, Justo Sanjurjo se encontraba destinado como capitán del arma de
                    Caballería en Pamplona, de donde desapareció a finales de marzo de 1873

                    para pasar a servir en las fuerzas carlistas con el grado de coronel. Por este
                                                                                           4
                    motivo, y a través de una Circular fechada el 6 de junio de ese año , fue dado
                    de baja del ejército regular y sólo veinte días después cayó en las acciones
                                                         5
                    derivadas de la Batalla de Udabe . En marzo de 1876 se le reconoció a su
                                                                               6
                    esposa  el  derecho  a  pensión  “como  viuda  de  militar”   y  su  hijo  José  pudo
                    beneficiarse  de  una  de  las  plazas  reservadas  por  la  Corona  a  hijos  de
                    militares fallecidos en el Real Colegio de San Lorenzo de El Escorial. Desde

                    allí,  y  aunque  llegó  a  plantearse  la  posibilidad  de  convertirse  en  marino  de

                           7
                    guerra ,  ingresó  en  1890  en  la  Academia  General  Militar  de  Toledo,
                                                                                     8
                    obteniendo  también  una  pensión  como  huérfano  de  oficial   y  graduándose
                                                                    9
                    como segundo teniente cuatro años después . Enviado a Cuba en febrero de
                         10
                    1896 , tuvo rápida ocasión de participar en numerosas acciones de guerra y
                    de  conseguir  sus  primeros  reconocimientos  profesionales,  siendo  también

                    herido  en  combate.  Una  vez  perdido  el  territorio  tras  la  corta  guerra  contra
                    Estados Unidos, en enero de 1899 Sanjurjo volvió a la Península con varias

                    condecoraciones y el grado de capitán, pasando los diez años siguientes de
                    destino  en  destino    mientras,  en  el  plano  personal,  en  1901  contrajo

                    matrimonio con su prima Esperanza Jiménez de la Peña y Sacanell, teniendo

                    el año siguiente a su primer hijo, Justo,  y enviudando a finales de 1904 como



                    Academia de la Historia (https://dbe.rah.es/biografias/7489/jose-sanjurjo-y-sacanell).
                    4
                     Boletín Oficial de la Provincia de Guadalajara, 9 de junio de 1873, p. 1.
                    5
                     La Correspondencia de España, 10 de julio de 1873, p. 4; El Bien Público, 12 de julio de
                    1873, pp. 2-3.
                    6
                     El Eco de Navarra, 15 de marzo de 1876, p. 2.
                    7
                     SACANELL RUIZ DE APODACA, Enrique: El general Sanjurjo, héroe y víctima. El militar
                    que pudo evitar la dictadura franquista, La Esfera de los Libros, Madrid, 2004, p. 28.
                    8
                     Diario Oficial del Ministerio de la Guerra, 1 de julio de 1893, p. 18.
                    9
                     Diario Oficial del Ministerio de la Guerra, 11 de julio de 1894, p. 103.
                    10
                      Diario de Córdoba, 15 de febrero de 1896, p. 2, “Tropas a Cuba”.



                            Historia Digital, XXII, 39, (2022). ISSN 1695-6214 © C. A. del Bosque, 2022                   P á g i n a  | 207
   1   2   3   4   5   6   7   8   9