Page 5 - Artículo 5
P. 5

Año XXII, Número 39, enero 2022
           Depósito Legal M-34.164-2001

                 ISSN 1695-6214
                                                              Historia Digital colabora con la Fundación ARTHIS



                    consecuencia  del  difícil  parto  del  segundo,  José.  Tras  el  desastre  del
                    Barranco del Lobo (27 de julio de 1909), Sanjurjo fue destinado a Marruecos,

                    logrando  allí  reactivar  una  carrera  que,  con  sucesivos  ascensos  y

                    condecoraciones  (incluyendo  en  1914  la  preciada  Laureada),  le  llevará  al
                                                    11
                    generalato en marzo de 1920 . A partir de ese momento, su presencia será
                    una constante en los principales acontecimientos ocurridos en el Protectorado
                    y  también  en  la  Península,  ya  que  como  gobernador  militar  de  Zaragoza

                    apoyará en septiembre de 1923 a su amigo Primo de Rivera en el golpe que,
                    con  la  pasiva  aquiescencia  de  Alfonso  XIII,  supondrá  el  fin  del  turnismo

                    parlamentario de la Restauración y el comienzo de una nueva etapa política

                    que alcanzará su punto culminante dos años después con el Desembarco de
                    Alhucemas,  principio  del  fin  del  conflicto  marroquí.  Ascendido  a  teniente

                    general y premiado  con una segunda  Laureada, Sanjurjo será responsable,

                    como  Alto  Comisario  del  Protectorado  y  General  en  Jefe  del  Ejército  de
                    operaciones en África, de culminar la pacificación del territorio, que se dará

                    por concluida a finales de julio de 1927. En noviembre del año siguiente se
                                                                             12
                    convertiría  en  Director  General  de  la  Guardia  Civil ,  puesto  que  seguiría
                    ocupando  cuando,  el  14  de  abril  de  1931,  aceptó  la  proclamación  de  la
                    República poniéndose en aquel momento crucial “al servicio de quien todos

                                                                         13
                    debemos en todos los instantes acatar: el pueblo” .

                           Su  posterior  sublevación,  conocida  popularmente  como  “La
                                14
                    Sanjurjada” ,  se  produjo  de  forma  simultánea  en  distintos  puntos  de  la




                    11
                      Diario Oficial del Ministerio de la Guerra, 18 de marzo de 1920, p. 993.
                    12
                      Diario Oficial del Ministerio de la Guerra, 4 de noviembre de 1928, pp. 322-323.
                    13
                       EL  CABALLERO  AUDAZ:  Sanjurjo,  caudillo  y  víctima.  Vida  heroica  del  gran  soldado
                    español, Ediciones Caballero Audaz, Madrid, 1934, p. 62.
                    14
                      No deja de resultar curioso el hondo calado general de la denominación “Sanjurjada” para
                    referirse  a  la  intentona  golpista  cuando  es  de  sobra  conocido  que  el  veterano  militar  “no
                    ejercía  la  suprema  dirección”  (ESTEBAN-INFANTES,  Emilio:  La  sublevación  del  General
                    Sanjurjo, J. Sánchez de Ocaña, Madrid, 1933, p. 33) de la misma. Sí resulta indiscutible que
                    la  suya  era  la  figura  de  mayor  prestigio  entre  todos  los  implicados  en  el  movimiento



                            Historia Digital, XXII, 39, (2022). ISSN 1695-6214 © C. A. del Bosque, 2022                   P á g i n a  | 208
   1   2   3   4   5   6   7   8   9   10