Página 18 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVII, 29, (2017). ISSN 1695-6214 © Benedicto Cuervo Álvarez, 2017
170
introducción en él de soldados extranjeros mercenarios. Hasta entonces, en
Egipto no había ejército, sino que se creaban una serie de “expediciones”
para ir a la guerra. Con la creación de este ejército permanente, apare ce la
figura del Comandante de los ejércitos, el imy-r mSa wr, “imy-er mesha
wer”
22
.
En el Imperio Antiguo, el ejército se denominaba “mesha”, cuya
traducción viene a ser “agrupación de fuerzas”: y efectivamente, eso era,
unos grupos que se reunían en caso de necesidad para apoyar a pequeñas
unidades permanentes. Este ejército tenía entre sus funciones la protección
de fronteras y del comercio marítimo, pero también la realización de todo tipo
de trabajos públicos. El ejército como tal no apareció hasta el Imperio Medio y
se desarrolló durante el Imperio Nuevo
23
.
En este momento la unidad de soldados era el pelotón de 50 hombres,
que iban manda dos por un oficial. 5 pelotones ( 250 soldados) formaban una
compañía, mandada por un oficial superior y 20 compañías de 250 hombres
eran una división o cuerpo (5.000 hombres), mandada por un Director de
ejército. Varios cuerpos eran mandados por un “General en Jefe” o “Director
de los Ejércitos”. Cada unidad, cada cuerpo, tomaba el nombre de una
divinidad y se le dotaba de un estandarte con la imagen de ésta. Las
unidades iban precedidas de los portaestandartes. Los oficiales llevaban una
“loriga de escamas” hecha de piezas de cobre o bronce más adelante, sujetas
con remaches sobre un chaleco de cuero. Este cuero podía ser, o solía ser,
de piel de cocodrilo o hipopótamo Había también, para niveles altos de
oficiales, corazas de malla o chapas de cobre o bronce. Los soldados
llevaban faldellines o delantales y en el tórax varias capas de cuero con
remaches de cobre y pintados de colores.
El jefe supremo era el faraón y los jefes de los distintos ejércitos
egipcios estaban dirigidos por personas pertenecientes a la familia del faraón
22
A. Fassone y E. Ferraris: Egipto. Barcelona. 2008.
23
oscfar1.blogspot.com.es