Página 2 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XX, 35, (2020). ISSN 1695-6214 © Manuel Lozano, 2020
P á g i n a
| 170
1 - Introducción a las magistraturas.
Aunque Roma comenzó siendo una Monarquía evolucionará hasta un
gobierno Republicano donde los órganos de gobierno serán el Senado y las
Magistraturas ordinarias, para acceder a cualquier magistratura, era necesario
disponer de cierta fortuna, lo que hacía que se perteneciera a la élite patricio-
plebeya
1
, además es condición sine qua non ser ciudadano romano. Los
magistrados serán elegidos por la asamblea del pueblo con un mandato anual
y colegiado, esto quiere decir que cada magistrado tenía un colega y ambos
poseían el poder de
“intercessio”
sobre las decisiones de su compañero de
magistratura.
Dichos magistrados eran los representantes del Estado por lo tanto
tenían una
“potestas”
, esto es poder y por lo tanto portaban símbolos
diferenciadores denominados ornamenta.
Sólo los más altos magistrados como eran los cónsules y los pretores
estaban dotados de
“Imperium”
, lo que implicaba que tenían la capacidad de
reclutar tropas, si el cónsul obtenía una gran victoria militar podía recibir el titulo
de imperator, así como el honor del triunfo y desfilar en Roma por la Vía Sacra
con los atributos de Júpiter. A finales del S. IV ya podemos hablar de una serie
de magistraturas con unas cualidades propias.
Mi trabajo se centrará en las Magistraturas mayores (Cónsul y Pretor),
realizando una disertación de sus facultades políticas religiosas y militares,
intentaré desarrollar al máximo las atribuciones de dichos magistrados a lo
largo de la etapa Republicana, que será donde tengan un mayor desarrollo, ya
1
Hasta finales del S. IV a.C., inicios del III a.C., no aparece esta élite Patricio-plebeya