Página 20 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVII, 29, (2017). ISSN 1695-6214 © Benedicto Cuervo Álvarez, 2017
172
los templos y la atención de sus divinidades para interpretar sus deseos y
cumplirlos.
En la cúspide de la jerarquía sacerdotal figuraba el pontífice, llamado
Sem. Sin duda era un hombre muy culto, uno de los ancianos del templo,
dotado además de considerable capacidad administrativa y habilidad política.
Estaba encargado del buen funcionamiento del templo y su patrimonio, y
oficiaba todas las ceremonias solemnes. Esta autoridad normalmente se
reclutaría de entre las propias filas del clero, aunque era prerrogativa del
faraón el nombrar a quien prefiriese para estos cargos.
Los sacerdotes estaban asistidos por algunos ayudantes, como los
purificadores, responsables de la preparación de los alimentos ofrecidos a la
divinidad, pero también había músicos y cantores, que solían ser ciegos,
dedicados a su distracción.
Una de las funciones, tal vez la más importante de los sacerdotes, era
la custodia de las estatuas sagradas u "oráculos". De entre los sacerdotes,
una minoría selecta tenía el privilegio de entrar en el "santísimo" de cada
templo para atender al cuidado del oráculo. Aunque no hiciesen falta unas
convicciones religiosas muy firmes para desempeñar el empleo, el sacerdote
debía purificarse antes de entrar en contacto con la divinidad. Para ello era
necesario que se afeitase todo el vello del cuerpo y los cabellos; los piojos
eran una plaga común en Egipto y el afeitado evitaba su proliferación. Las
abluciones constituían también una parte importante de la purificación. Los
sacerdotes se bañaban cuatro veces al día y muchos templos poseían lagos
sagrados dedicados a estos menesteres
26
.
En Egipto existía un conjunto de centros religiosos con deidades
específicas que se distribuían a lo largo de todo el territorio de las dos tierras,
así existía el clero de Heliópolis dedicado a Ra, el de Menfis a Ptah, el de
Abidos a Osiris, el de Tebas a Amón, el de Aj min al dios Min y así
26
paseandohistoria.blogspot.com