Página 21 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XIX, 33, (2019). ISSN 1695-6214 © Mario Lorente, 2019
P á g i n a
| 197
clerical. Cipriano premió que hubiesen pensado en él para tal fin y los hizo
llamar en su carta
fidei cultor
y defensores de la verdad.
91
Sin embargo, la
petición no fue dirigida solo a él, por ello, Cipriano consultó a todos los
obispos de la proconsular, y juntos, elaboraron una respuesta que fue
presentada en un Concilio Africano, compuesto por 36 obispos, para que la
decisión fuese más notoria.
92
En la
Carta LXVII
93
Cipriano condenó a los obispos que se habían
manchado a causa de la idolatría, y les prohibió la posibilidad de ejercer
episcopados y el sacerdocio divino. Defendió que se nombrasen prelados
puros, que no se encontrasen manchados por el pecado. Avisó al pueblo de
que no eligiese a un obispo pecador, puesto que, en tal caso, no se podría
librar de su contagio. Y pidió al pueblo que se separe del prelado
prevaricador, no tomando parte en los sacrificios que fuesen realizados por él,
porque podía quedar manchado.
Cipriano también estableció que a la hora de la elección de un nuevo
obispo se hiciese siguiendo la autoridad divina, bajo la presencia de todo el
pueblo, para así evitar que se pudiese cometer fraude, y fuese contemplado
por todo el pueblo, según lo mandaba el Señor en los
Números
,
94
para que
así se juzgasen los delitos y las buenas acciones del electo. Y pidió que se
mantuviese y guardase la tradición apostólica, que consistía en la reunión de
91
Alzog 1855: 58.
92
Flórez 1756: 89.
93
García Sanchidrián, María Luisa:
Cipriano de Cartago: Cartas
. Biblioteca Clásica Gredos,
Madrid, 1998.
94
Hch, 20, 25-26.