Página 24 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XX, 35, (2020). ISSN 1695-6214 © Manuel Lozano, 2020
P á g i n a
| 192
provinciae consulares”
, y su poder era similar, generalmente, al poder que
un Cónsul podía tener en la capital, solo que limitado a la provincia en
cuestión. Esto se daba mayormente en territorios hostiles o que ofrecían una
fuerte
resistencia
a
la
asimilación
Romana.
Anteriormente expuse que las magistraturas mayores gozaban de
“potestas et
imperium”
, voy a desarrollarlos más en profundidad.
-
La
“potestas”
, entendida como la facultad de poder desentrañas
los auspicios siempre dentro del
“Pomoerium”
, es decir dentro del límite
sagrado de Roma, tiene la facultad de emitir edictos
“ius ediscendi”
, poder de
reunión sobre el pueblo para poder hablar
“contionem habere”
, convocar y
presidir el senado.
-
El
“Imperium”
, derecho de leer los auspicios tanto dentro del
“Pomoerium”
como fuera del mismo, derecho para convocar y ser el
comandante en jefe del ejército, además tienen jurisdicción judicial en Roma,
podían ejercer el derecho para arrestar y obligar a comparecer a cualquier
ciudadano sospecho de incumplir la legislación, tanto
“inter Pomoerium”
como
“extra Pomoerium”
tenían la facultad de convocar al pueblo.
Otro derecho que tienen las magistraturas superiores es el de coerción,
es decir poder para reducir a obediencia a los ciudadanos que tengan cierta
falta de disciplina o no se atengan a la legalidad, el magistrado podrá imponer
las penas que estime oportunas, excepto las pena de muerte que tendrá que
contar con la
“provocatio ad populum”
y la
“intercessio”
de los tribunos de
la plebe.
En cuanto al derecho de representación ante la divinidad esto es la
“dedicatio”
es una potestad exclusiva de las magistraturas mayores.