Página 25 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVII, 29, (2017). ISSN 1695-6214 © Benedicto Cuervo Álvarez, 2017
177
por la punta. En la paleta había dos orificios, uno para tinta negra (la más
usada) y otro para la tinta roja (para destacar algún pasaje). Aunque
utilizaban más colores, éstos eran los más característicos y los que usaban
para documentos oficiales. De esta forma compartían también las
enseñanzas con otros niños hijos de funcionarios, destinados a la carrera de
escribas.
Ponían el papiro sobre sus rodillas y escribían de derecha a izquierda,
en vertical, y a mano alzada. No se utilizaban las minúsculas, y no se
separaban las palabras, sólo al final de cada período del texto, con una señal
denominada parágrafos. El título del texto iba al final para preservarlo.
Cuando el escriba terminaba el texto, procedía a su corrección, ya fuera él
mismo o un corrector experimentado.
El escriba egipcio solía proceder de la clase baja, pero era inteligente y
educado. Sus útiles eran una paleta con huecos para tintas de diferentes
colores, una jarra de agua y un cálamo de papiro con su estuche. Conocía
bien los documentos legales y comerciales de la época, y los preparaba al
dictado o de otras maneras, un trabajo por el que recibía una remuneración.
Para gran parte de los puestos de su centralizada administración se
requería gran número de oficiales que supieran leer y escribir. Los humildes
escribas sin duda enseñarían a sus hijos o a algún hijo de un pariente como
discípulos. El nivel de los ejercicios escolares sugiere que los escribas
lograron discípulos aventajados y que siguieran sus vocaciones
31
.
La personalidad del escriba era la del depositario milenario del antiguo
Egipto la cual le otorgaba un popular prestigio liberado de superstición e
idolatría. El escriba Jupuiu, que vivió durante la dinastía V, desempeñó, al
mismo tiempo, el cargo de ministro de asuntos del rey, escriba de los
documentos reales y director de los escribas. Durante la dinas tía VI, Dyau,
31
historiacultural.com