Página 25 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XX, 35, (2020). ISSN 1695-6214 © Manuel Lozano, 2020
P á g i n a
| 193
En el caso de realizar cualquier pacto con una potencia extranjera como
un tratado el valor definitivo se lo darán los
feciales
27
, en este punto trataré el
tema en cuestión de los feciales, siguiendo el texto de Tito Livio.
La declaración de guerra por parte de Roma a un estado extranjero tenía
que estar en cierto modo bendecida por los dioses, es aquí donde entran en
juego los feciales, ellos velaban por que la declaración de guerra se haga
como marca la tradición, si citamos a Varrón
28
, “los feciales se encargan de la
lealtad
“fides”
entre los pueblos, ya que una vez iniciada la guerra definida
como justa, al finalizar la misma quedara fijado el tratado de paz”.
Los feciales formaban un colegio de 20 sacerdotes, tradicionalmente se
considera fundado por el rey Numa Pompilo. Estaban presididos por el
“Pater
Patratus”
29
, el cual llevaba un cetro simbolizando el poder de Júpiter.
Cuando algún pueblo extranjero cometía un agravio contra roma, se
enviaba una comisión de 4 feciales junto al
“Pater Patratus”
, Tito Livio nos da
una información muy valiosa sobre el proceder de dichos feciales que antes de
entrar en el territorio rival, realizaban una plegaria a Júpiter con la cabeza
cubierta por el filum, la plegaria sería en resumen la siguiente:
-
“Escucha Júpiter el derecho sagrado, soy el representante del
pueblo romano, traigo una reclamación ajustada al derecho, en este punto se
exponía dicha reclamación, etc…
30
Posteriormente la nación enemiga tenía 33 días para atender las
demandas, si pasado el plazo no se obtenía respuesta, los feciales se dirigían
27
Tito Livio, Ab Urbe Condita. I, 32
28
Varrón, De lingua latina, V, 86.
29
Tito Livio, I, 22
30
Tito Livio, I, 32