Página 27 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XX, 35, (2020). ISSN 1695-6214 © Manuel Lozano, 2020
P á g i n a
| 195
magistraturas de la Era Republicana termina teniendo menos importancia que
la de un Edil.
Tras la victoria de Accio, Octavio que a la postre será conocido como
Augusto, iniciará una serie de reformas que cambiaran las magistraturas tal y
como se han venido conociendo en época republicana.
Desde el año 38 hasta el año 23 será investido como Cónsul rompiendo
con la tradición de esperar cierto número de años para poder presentarse a
dicha magistratura, es cierto que está norma se incumplió en otras ocasiones
recordemos a Cayo Mario, pero queda patente que las intenciones de Augusto
son otras.
En el año 23 se le otorgará el
“imperium proconsulare maius”
en todo
el estado romano, será nombrado
“Pontifex máximo”
, obtendrá la
“tribunicia
potestate”
, por lo que su figura será inviolable y tiene derecho a veto.
Por lo tanto queda claro que atesora en sus manos todos los poderes del
estado, obteniendo el título de
“Princeps”
, es decir el primer ciudadano.
Analicemos en qué lugar quedan las magistraturas si Augusto atesora en
su persona todos los poderes (militar, políticos y religiosos):
En el caso del consulado no se elimina, seguirá existiendo pero de
manera prácticamente honorífica ya que Augusto nombrará Cónsules entre
personas de su confianza para elevarlos y otorgarles un honor al llegar a la
magistratura más elevada del estado, pero en la práctica no tenían un poder
efectivo ya que Augusto mantenía un
“imperium procunsulare maius”
, por lo
tanto quedarían sometidos en última instancia a las decisiones del Princeps.
En tiempos de guerra el senado se veía en la obligación de prorrogar el
mandato de los pretores, los pretores cuyo
“imperium”
era prorrogado
pasaban a denominarse
“Propraetores”
.