Página 35 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XX, 36, (2020). ISSN 1695-6214 © Cristóbal Corral, 2020
P á g i n a
| 175
Año XX, Número 36, Julio 2020
Depósito Legal M-34.164-2001
ISSN 1695-6214
Antes de la revolución que comenzó en el verano de 1989 creció la
tesis entre los analistas occidentales de que la RDA se había ido convertido
en autosuficiente en política exterior, evidenciado por su deseo en perseguir
una más cerca relación con la RFA en los 80´s. Uno de los más asociados a
esta idea fue el profesor McAdams de Princeton, quien argumentaba que el
desarrollo de una identidad de la RDA había creado una autosuficiencia en la
RDA que resultaba en una nueva asimetría en la relación Alemania-Alemania
en beneficio del Este. Otros como Schweigler concurrieron y vinieron a creer
que los alemanes orientales estaban ahora más interesados en la libertad que
en la reunificación. Estas tendencias, de acuerdo con Schweigler, siguieron
aquellas en la RFA hacia una conciencia nacional separada en cada estado y
representaba la gradual aparición de la normalidad.
Todo esto cambió en 1989. El contraste entre la línea dura del régimen
de Honecker y las de la URSS, Polonia y Hungría, se volvieron cada vez más
obvias y culminaron en las falsas elecciones municipales del 7 de mayo en la
RDA. Una vez que el gobierno húngaro abrió sus fronteras al oeste, 300.000
alemanes orientales salieron de su país en 1989.
La revolución alemana en la RDA
La revolución alemana reabrió dramáticamente la cuestión alemana y
colocó la unidad nacional en lo alto de la agenda de seguridad europea. Una
pacífica revolución está ocurriendo en la Alemania Oriental y aunque
estuviera controlada no dejaba de ser una revolución. Es una revolución
desde abajo y el poder permanece en las calles. Ni el dirigente partido
comunista (SED), ni los grupos de oposición emergentes realmente tenían la
legitimidad y por tanto el control sobre la inmensa mayoría de la gente. La
clase trabajadora en particular permanecía sin comprometerse ya que
ninguno hacía una clara llamada de apoyo.