Página 35 - editorial

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVII, 30, (2017). ISSN 1695-6214 © Benedicto Cuervo Alvarez, 2017
220
para 100 personas cada una de ellas) estaban en un edificio de ladrillo fuera de
la vista de quienes llegaban al apeadero, a unos 150 metros de distancia a
través de una vereda conocida como «el tubo». El gas se tomaba desde un
motor y detrás del edificio había fosas para los cadáveres, a las que se podía
acceder también por vía férrea, dado que muchos de los que llegaban en tren
lo hacían ya muertos. En sus tres primeros meses de funcionamiento, murieron
en el campo hasta 100.000 judíos, de Lublin, Austria, Bohemia y Moravia, y del
Antiguo Reich.
Durante el calor del verano, los cuerpos sepultados empezaron a
generar problemas de salubridad. Se tomó entonces la decisión de incinerarlos,
haciendo para ello uso de un grupo especial de judíos, el llamado
Sonderkommando, que fue asesinado después.
A principios de 1943, Himmler visitó el campo y pudo observar un
gaseamiento; posteriormente, concedería ascensos a varios oficiales de las SS
y la policía y a otros responsables del campo. Respecto del cierre del campo,
ordenó la eliminación de todas las huellas y su transformación en almacén de
la munición capturada al ejército soviético. Durante este proceso, en octubre de
1943, hubo una rebelión de los trabajadores judíos que terminó con la fuga de
varios de ellos, que contactaron con grupos de partisanos. El
desmantelamiento final del campo se produjo en diciembre. Casi 250.000
judíos murieron en Sobibór
30
.
El tercer campo estuvo en Treblinka. Construido al lado de una vieja
cantera, sus orígenes estaban en un campo de trabajo abierto en la primavera
de 1941, con el objeto de conseguir materiales para las fortificaciones de la
frontera germano-soviética de Polonia. Un año después, en junio de 1942, se
empezó a reconvertir en campo de exterminio por parte de las SS, siguiendo
las indicaciones del constructor de Sobibor, Richard Thomalla. Contó con tres
30
www.elholocausto.net/parte03/com48.htm Arad, Yitzhak: Belzéc, Sobibór y Tre blinka.
Indiana University. Hilberg, Raúl: The Destruction of European Jew. Yale Uni versity. 1985.
Rashker, Richard: Escapar de Sobibór. Barcelona. 2004.