Página 37 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XX, 36, (2020). ISSN 1695-6214 © Cristóbal Corral, 2020
P á g i n a
| 177
Año XX, Número 36, Julio 2020
Depósito Legal M-34.164-2001
ISSN 1695-6214
convirtieron en los portavoces en el Este de sus hermanos mayores
occidentales.
A principios de diciembre, el humor de las manifestaciones de los
lunes, que se había convertido en un ritual, se cambió radicalmente. De
“Somos el pueblo”, el canto cambió a “Somos un pueblo”. Mientras las gentes
de negocios adoquinaban el camino para la apropiación de la RDA culminada
más tarde, los señores Kohl, Brandt y compañía pedían el apoyo de los
alemanes orientales para una rápida unificación que iba a garantizar que el
antiguo este se convirtiera en una tierra próspera. Advirtieron a la gente no
creer en aquellos que les pidieran el voto para otro experimento socialista.
Más del 40% del electorado de la RDA votó al CDU, es decir una rápida
unificación y, de hecho, su propia expropiación. ¿Por qué el régimen del SED
no reaccionó de otra manera? ¿Por qué no adoptó la solución China, por
ejemplo?.
Ritmo de unificación
Una creciente mayoría de los alemanes orientales creían que una
rápida unificación era el único camino para alcanzar rápido el estilo próspero
occidental y la democracia.
El apoyo a la unificación, claro y creciente en cada manifestación en
Leipzig y otras ciudades a finales de 1989, también indicaban que la identidad
RDA no existía realmente. La gente combinaba lealtades locales y regionales
con una identidad Alemana y unían la última a la RFA. Como resultado,
cualquier partido o partidos que llevaran la reunificación y prosperidad era
probable que lo hiciera bien en las elecciones de marzo de 1990. Aquellos
que ofrecieran socialismo con cara humana serían barridos.
Detrás del apoyo retórico a la unificada Alemania, la mayoría de
nosotros, incluidos los alemanes, asumíamos que la unificación nunca