Página 39 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVIII, 32, (2018). ISSN 1695-6214 © J. M. Gª Isaac- C. Idáñez Vicente, 2018……..
P á g i n a
| 198
vuestro criado, al qual yo, e Ruy Gonçáles, dexímos de vuestra parte que se
fuese con él. E partirá de aquí esta semana que viene. E luego partieran, salvo
porquel mercader espera otros paños que tiene en Arles. E señor, el preçio de
los dichos paños el dicho Luca lo fará ante la vuestra merçed. E señor, Dios
vos mantenga al su serviçio por muchos tienpos e buenos, amén. E vos de
vitoria contra todos vuestros aversarios. Fecha veynte e seys días de junio.
Vuestro siervo, vuestra limosna, Bernal Gonçáles.
XXVII
1406, junio, 25, Cartagena.
Carta de concejo de Cartagena al de Murcia, dándoles aviso de que en caso de
que avistasen a la flota sarracena que surcaba los mares, les darían aviso de
inmediato.
AMM, AC27, ff. 228rv.
A los onrrados el conçejo, e cavalleros, e escuderos, e ofiçiales, e omes
buenos de la muy noble çibdat de Murçia. El conçejo, escuderos, ofiçiales, e
omes buenos de la çibdat de Cartajena vos enviamos mucho saludar, commo
aquellos para quien mucha onrra e buena ventura querríamos. Fasemos vos
saber que ayer, jueves día de sant Joan, en la noche cora (sic) de la canpana
del alguasil, viemos una vuestra carta que a nos enbiastes, e un traslado de
una carta del rey nuestro señor, que Dios mantenga por muchos tienpos e
buenos, amen. E viemos lo que el dicho señor rey enbia mandar por su carta. E
otrosí, entendiemos lo que por la dicha vuestra carta nos enbiastes a desir. E
omes buenos, ya por la carta que vos enbiastes con Ginés Terres, vuestro
jurado, sobre estas nuevas mesmas desta flota nos estamos bien aperçebidos,
e tenemos nuestras buenas atalayas a la mar de día, e tenemos nuestras
buenas escuchas a las puertas de noche, e nuestras rodas, porque sy nuevas
algunas de çertandat avíamos destas fustas que viniesen en estas mares o las
dichas terras, atalayas avrían vista dellas, que vos aperçibiesemos luego dello.
Pero nos tenemos en merçed al rey nuestro señor, por el remenbrar sedemos,
e del nuestro menester. E otrosí, fazemos a vos grado e guarda de los afanes e
trabajos que pasades de cada día por nos. E pues merçed del dicho señor rey