Página 4 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XX, 35, (2020). ISSN 1695-6214 © Manuel Lozano, 2020
P á g i n a
| 172
31 para ser Edil
34 para ser Pretor
37 para ser Cónsul
Además de una edad mínima se establece un plazo para poder ejercer
cada magistratura este plazo es de dos años, junto con la prohibición de repetir
el consulado hasta pasados 10 años.
La ley
“Villia Annalis”,
sufrirá varias modificaciones quizás la más
importante en el año 79 a. C. por el ya Dictador Sila, que con la ley Cornelia
modificó sustancialmente las edades, en el caso del Cónsul pasaría de 37 a 43
la edad mínima para acceder.
A lo largo de la historia romana tenemos excepciones, por mencionar el
caso de Cayo Mario nombrado 7 veces Cónsul, sin la separación de 10 años
para cada consulado.
Para los ciudadanos romanos ejercer las magistraturas era un privilegio,
e ir ascendiendo en el escalafón tenía que ser un ejercicio que durara toda una
vida o gran parte de ella, conocido como
“Cursus Honorum”
, era para la gran
mayoría su razón de ser.
Una característica que tienen las funciones públicas es la gratuidad, esto
se dará en mayor media en época republicana, se puede mencionar el caso de
los ediles curules que soportaban grandes dispendios causados por los juegos
obra de J. Guillen Urbs Roma, donde dicho autor estable las edades que cito.