Page 7 - Artículo 6
P. 7

Año XXII, Número 39, enero 2022
           Depósito Legal M-34.164-2001

                 ISSN 1695-6214
                                                              Historia Digital colabora con la Fundación ARTHIS



                    Escuela Normal de Maestros se reducía a lo económico. Además, se dice que
                    la  vigilancia  de  ese  establecimiento  recae  sobre  al  Vocal  eclesiástico  de  la

                    Junta  y  a  otra  persona  de  la  Junta  elegida  por  el  gobierno  de  SM  “cuya

                    inspección podrá informar con acierto y con copia de noticias o datos”.


                           Es muy probable que esta petición de informes fuese hecha para ver
                    que  filiación  política  tenía  Lasala,  ya  que  junto  a  Agustín  Sarda  fueron

                    “reconocidos republicanos, quienes se habían visto separados de sus puestos
                    con  motivos  de  los  avatares  políticos  precedentes  a  la  revolución

                    septembrina.” (Ema, 1999, p.324)


                           Como  se  dice  anteriormente,  su  ideología  religiosa,  le  hizo  tener

                    constantes conflictos con las autoridades religiosas, sobre todo con el obispo
                    Úriz y Labairu. A causa de dichos enfrentamientos, el obispo se apoyó en el

                    Ministro de Fomento, Manuel Orovio, que publicó una circular obligando a que
                    los  Rectores  de  las  universidades  hiciesen  frecuentemente  inspecciones

                    minuciosas en todos los establecimientos de enseñanza. Seguramente, una

                    de    estas    inspecciones      fue    la   que    encontró     “dando     clases
                    extrarregamentarias”  en  1867  a  Lasala  y  por  eso  se  le  puso  la  suspensión

                    anteriormente descrita.


                           De todos modos, Lasala luchó contra esta medida que le fue impuesta

                    utilizando todos los medios leales que tenía a su alcance. Así, el seis de abril
                    de 1867 se le dio cuenta a la Junta de una Real Orden de veinte de abril para

                    que  Lasala  fuese  trasladado  a  una  provincia  lejos  de  Navarra  y  que  se  le
                    quitase  medio  sueldo  durante  dos  meses  del  tiempo  que  había  estado

                    suspenso.


                           Tras mucho pelear, y aunque todos sus derechos fuesen reconocidos
                    por  la  legalidad,  la  Junta  Provincial  no  quiso  hacerlos  efectivos.  Todo  esto

                    apunta a que Lasala era uno de los maestros “sospechosos de heterodoxia







                           Historia Digital, XXII, 39, (2022). ISSN 1695-6214 © Miguel Fernández, 2022                   P á g i n a  | 293
   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11   12