Page 7 - Artículo 6
P. 7

Año XXII, Número 40, julio 2022
           Depósito Legal M-34.164-2001

                 ISSN 1695-6214
                                                              Historia Digital colabora con la Fundación ARTHIS



                    la  IV  República.  Sin  embargo,  esta  situación  no  impidió  que  la  sociedad
                    francesa siguiera plagada de desigualdades y en esa nueva realidad, donde

                    los cambios tenían lugar de una forma muy vertiginosa, solo eran posibles

                    dos tipos de personas: los obreros y los tecnócratas. El resto (campesinos,
                    artesanos,  estudiantes…)  engrosaban  el  grupo  de  los  improductivos  o

                    inadaptados a un país que se propuso industrializarse a toda costa.

                           Así, la producción industrial experimentaba entonces un crecimiento

                    de en torno al 51% debido a la abolición de los derechos de aduana entre
                    los  países  miembros  de  la  CEE.  No  obstante,  la  patronal  insistía  en

                    rechazar la aplicación de la semana de 40 horas y de las cinco semanas de
                    vacaciones pagadas. Por su parte, el gobierno subvencionaba a las grandes

                    empresas  exportadoras  y  a  aquellas  otras  que  se  fusionaban  creando

                    inmensos complejos industriales.

                           En cuanto a los salarios, estos variaban mucho de unos trabajadores

                    a  otros,  pues  el  mismo  trabajo  era  pagado  de  manera  muy  distinta  en
                    función  de  si  se  era  parisino  o,  por  el  contario,  se  procedía  de  alguna

                    provincia. Evidentemente, el mismo trato discriminatorio estaba presente en
                    la distinción entre hombres y mujeres. A esto también había que añadir los

                                                   6
                    problemas  fruto  del  racismo .  En  cualquier  caso,  lo  más  importante  era
                    producir mucho en el menor tiempo posible y, con frecuencia, se pasaban

                    por  alto  las  normas  de  seguridad,  con  lo  que  el  número  de  accidentes

                    aumentó.

                           Además,  la  industrialización  y  la  urbanización  iban  a  la  par,  de  tal

                    forma  que  se  quería  transformar  un  país  todavía  rural  en  otro
                    predominantemente urbano. Para ello,  se puso en marcha una política de

                    descentralización  que  otorgaba  ventajas  a  aquellas  industrias  del  sector



                    6
                      El  número  de  trabajadores  inmigrantes  aumentó  de  1.5  a  2.3  millones,  de  1954  a  1968.
                    Españoles,  italianos,  argelinos,  portugueses,  marroquíes…  fueron  en  muchas  ocasiones
                    víctimas de comportamientos xenófobos.




                              Historia Digital, XXII, 40, (2022). ISSN 1695-6214 © A.M. López , 2022                   P á g i n a  | 155
   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11   12