Página 14 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XIX, 33, (2019). ISSN 1695-6214 © Ángel Santos, 2019
P á g i n a
| 220
Mientras las pugnas de las distintas facciones cortesanas tramaban
sus proyectos según sus intereses (el arzobispo Carrillo era partidario de la
unión con Aragón, por lo que sugiere casar a Alfonso, hermano y rival de
Enrique IV, con una aragonesa, mientras la esposa del rey, Juana de
Portugal, lo era de un matrimonio entre Isabel y Alfonso V de Portugal), el
monarca castellano, que se hallaba en grandes apuros por la presión
nobiliaria, trama un plan: pacta con don Pedro Girón, hermano del marqués
de Villena y maestre de Calatrava en 1466, que este casaría con Isabel a la
vez que se pasaba a su bando. El pacto no culminó porque don Pedro muere
súbitamente el 2 de mayo de 1466.
El tratado de los Toros de Guisando, donde se proclaman los derechos
de la princesa, cambia la situación de esta. Ahora se trata de un personaje
oficial. Pasa a residir en Ocaña entre finales de 1468 y principios de 1469,
con casa, posesiones y servidores. Es allí donde trató con sus consejeros
Beatriz de Bobadilla, Gonzalo Chacón, Alfonso de Quintanilla y Gutierre de
Cárdenas, su futuro. Decide casarse con Fernando de Aragón. Por su parte,
el clan de los Mendoza, que desea un poder real fuerte y respetado, logra que
Enrique IV se comprometa a mover los hilos para que Isabel se despose con
el rey de Portugal y Juana (la Beltraneja) con el hijo mayor del monarca luso,
el futuro Juan II de Portugal. El marqués de Villena, por distintos motivos,
también ve adecuado que Isabel se casase con Alfonso V de Portugal. Pero
Isabel, con gran agudeza política, permanece leal a su hermanastro Enrique,
manteniéndose como legítima heredera, a la espera de su momento. A su
vez, Juan II de Aragón, que pretende recuperar en Castilla los intereses
aragoneses, empieza a elucubrar con la boda de su hijo Fernando con la
princesa castellana y así lograr la unión de los dos reinos.