Página 16 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVIII, 32, (2018). ISSN 1695-6214 © Ángel Santos Vaquero, 2018
P á g i n a
| 215
Otras cuestiones que le interesaban firmemente eran la alquimia y la
religión (su arrianismo en oposición a la doctrina trinitaria católica, le dio
problemas y le llevó a enfrentarse con las élites del Trinity College en
Cambridge –de donde era profesor– y le privó de llegar a dirigirle).
Murió sufriendo horribles cólicos nefríticos en Londres el 31 de marzo
de 1727.
Año 1668: El 13 de febrero (hace 350 años), se firma el tratado de
Lisboa por el que España reconoce la independencia de Portugal
En enero de 1580 muere el cardenal Enrique I de Portugal, que regía
los destinos lusos tras la muerte del rey don Sebastián en la batalla de
Alcazarquivir (1578), ambos sin descendencia. Varios fueron los
pretendientes al trono portugués. Las Cortes portuguesas tenían que decidir
sobre quien debía recaer la corona. Felipe II se adelantó y, reclamando sus
derechos, invadió el reino vecino.
También se adelantó a la decisión del Consejo Regente Antonio, prior
del Crato, quien se autoproclamó rey de Portugal en Santarem. A él se
unieron diversas localidades lusas. Sin embargo, su pretensión fue efímera,
pues el duque de Alba destruyó sus escasas fuerzas en la batalla de
Alcántara (1580). Tras esta victoria española, Felipe II fue proclamado rey de
Portugal por las Cortes de Tomar al año siguiente.
Los reyes españoles reinaron en el país vecino con relativa tranquilidad
hasta el reinado de Felipe IV en que, hastiado de pagar impuestos, el pueblo
portugués se manifestó en diversas revueltas contra la dominación española