Página 17 - editorial

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVII, 30, (2017). ISSN 1695-6214 © Ángel Santos Vaquero, 2017
247
milagro de los panes y los peces”, “Moisés en la peña”, “Santa Isabel y los
leprosos”, “San Juan de Dios con el pobre”, entre otras.
Famosos y plenos de admiración son los cuadros sobre la
Inmaculada Concepción de la Virgen. De fecha muy temprana es la grandiosa
“Concepción” del Museo Provincial de Bellas Artes de Sevilla; de época más
posterior son las del Museo del Prado, la de Aranjuez, la de San Ildefonso…,
donde la Virgen presenta un rostro tierno, amoroso y juvenil, un arrobamiento
celestial y se multiplican los ángeles que dan a los cuadros una gracia de gran
ternura, de jovialidad, de inocencia.
Su vida acabó antes de que pudiera terminar el encargo del
retablo mayor de la iglesia de los Capuchinos, en Cádiz.
21 DE FEBRERO DE 1817, SEGUNDO CENTENARIO DEL
NACIMIENTO DE JOSÉ ZORRILLA, POETA Y DRAMATURGO ESPAÑOL.
José Zorrilla y Moral (21 de febrero de 1817-23 de enero de 1893),
dramaturgo y poeta, nace en Valladolid. Su padre, un recalcitrante partidario
del absolutismo, desempeñó diversos cargos políticos y administrativos durante
el reinado de Fernando VII (fue nombrado superintendente de policía en Madrid
en la década de Calomarde). A la muerte del rey, debido a su contumaz
posición política y a su militancia en las filas carlistas, fue desterrado a Lerma.
En el ínterin José Zorrilla abandona los estudios de Leyes que durante dos
años había cursado en las universidades de Toledo y Valladolid y se fugó a
Madrid, donde malvivió gracias a la ayuda de amigos. Su padre, intransigente,
no le perdonó ni el abandono de los estudios ni su huida de la casa paterna,
además de despreciar las aficiones literarias de su hijo por creerlas inútiles y
pensar ser las culpables del desviacionismo de la conducta de José. El hecho
pesó siempre en la conciencia de Zorrilla, como recordaría en numerosas
ocasiones, llegando a manifestar que había rechazado cargos importantes en
la administración liberal por no herir los sentimientos paternos y se retrajo en el