Página 25 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XIX, 33, (2019). ISSN 1695-6214 © Ángel Santos, 2019
P á g i n a
| 231
aglutinar los intereses de las restantes fuerzas opuestas al feudalismo
(campesinos, menestrales urbanos, pequeños burgueses, intelectuales
revolucionarios), pues se puede hablar de una coincidencia más o menos
palpable, entre los intereses de la burguesía y del campesinado (ambas
clases sociales contra el régimen señorial), ya hacia 1837 había cambiado la
correlación de intereses, de modo que la burguesía, compradora de las tierras
desamortizadas de la Iglesia, se hallaba más cercana a la aristocracia
señorial que al campesinado y a los menestrales urbanos, los cuales
quedaron desamparados política y socialmente, más empobrecidos y
convertidos en proletarios a merced de esa clase burguesa. Esta situación
impulsó a unos hacia el republicanismo y, posteriormente al anarquismo y al
comunismo y a otros a un sentimiento antiburgués, uniendo su descontento al
del clero. La burguesía, por su parte, se fue moderando (vinculándose al
conservadurismo) de manera progresiva, ya que sus intereses se basaban en
desagregar las tierras feudales y eclesiales, comprarlas, especular con ellas,
enriquecerse y conservar el poder dominante que había conseguido. Sin
embargo no supo dirigir adecuadamente el proceso de cambio que
necesitaban las nuevas transformaciones económicas al abandonar a las
fuerzas que les eran imprescindibles en las nuevas relaciones de producción
capitalista.
El nuevo rumbo dado por la burguesía produjo una radicalización
de sus antiguos aliados y un cambio en el proceso revolucionario. Esta
mudanza ya se percibe durante la regencia de Espartero (1840-43), a lo largo
de la cual, en especial durante los dos últimos años, se produce un
progresivo auge del republicanismo y la única manera que la nueva y ya
establecida clase dominante vio asegurarse su posición fue acudiendo a la
fuerza militar y a la represión. La falta de igualdad ante la ley, la negación a
concederle al pueblo sus aspiraciones más legítimas, las actuaciones