Página 26 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XX, 35, (2020). ISSN 1695-6214 © Ángel Santos, 2020
P á g i n a
| 224
Como consecuencia de la derrota rusa frente a Japón, en 1905 estalla
la revolución en San Petersburgo, tras el “domingo sangriento”. Lenin regresa
a Rusia gracias a las concesiones liberales que el régimen zarista se vio
obligado a realizar y se pone al frente de los bolcheviques. No obstante, esta
conquista de los revolucionarios duró poco tiempo. El gobierno zarista volvió
a endurecer su política y liquidó totalmente las conquistas logradas por la
revolución.
Lenin hubo de huir y se dirigió a Finlandia, con lo que el movimiento
bolchevique se resintió. Huyendo de la policía se trasladó a Ginebra y
después a París, donde llevó una existencia con muchas estrecheces
económicas. Durante este tiempo escribió su obra
Materialismo y
empiriocriticismo
, en la que desarrolla sus reflexiones filosóficas sobre la
teoría marxista.
La vida política en Rusia comenzó a cambiar a partir de 1911. El
descontento entre la clase obrera iba en aumento. Aparece el primer número
de Pravda (La Verdad), diario obrero que Lenin dirigía desde el exterior y que
tuvo gran difusión. No solamente sus artículos tuvieron gran influencia en la
concienciación de las masas rusas, sino que elevaron su fama e influencia.
Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, Lenin, que había tenido la
confianza de que el obrerismo, dirigido por la socialdemocracia, aprovecharía
para iniciar una revolución contra los intereses de la burguesía capitalista, se
sintió defraudado cuando en Alemania y en Francia los diputados de esa
formación política votaron a favor de los créditos de guerra para sus
respectivos países. Esto le llevó a pensar que debía ser en Rusia donde se
llevara a efecto el primer paso de una revolución anticapitalista que condujera