Página 27 - editorial

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVII, 30, (2017). ISSN 1695-6214 © Ángel Santos Vaquero, 2017
257
Sus novelas, ambientadas en China, sus gentes, cultura y costumbres,
ofrecen una lectura sencilla y amable. Demuestra en ellas su total conocimiento
del mundo oriental. La primera, que obtuvo una muy buena acogida es “Viento
del este, viento del oeste”, pero la que la elevó a la fama fue “La buena tierra”
(libro más vendido en los años 1931 y 32). Obras posteriores son “La estirpe
del dragón”, “Hijos”, “La madre”, “Carta de Pekín”, “China como la he visto”…
CENTENARIO DE LA REVOLUCIÓN RUSA DE FEBRERO (calendario
juliano)
Para entender los procesos que llevaron a Rusia a una revolución que
acabaría con el gobierno zarista es preciso remontarse un tanto en el tiempo y
consignar los acontecimientos habidos, que serán causas próximas o remotas
de aquella. Los motivos se fueron sucediendo, aunando, conjuntando,
entrelazando de manera inexorable. El gobierno autocrático de Alejandro III
dispersó a la “intelligentsia” del país que pretendía cambios que el gobierno
consideraba revolucionarios, mediante encarcelaciones y el exilio. Su funesta
política provocó un éxodo de los más conspicuos a Europa Occidental, a los
que puso en contacto con el marxismo. En 1887 el hermano mayor de Lenin,
Alexander Ulianov, Sasha, es condenado y ahorcado por su intento de asesinar
al zar, lo que radicalizó las ideas de Lenin. En 1903 se lleva a cabo en Bruselas
y en Londres el II Congreso del Partido Obrero Socialdemócrata Ruso
(POSDR), partido que se había creadocon la idea de encauzar la lucha de la
clase obrera, en el que se produce la escisión en Bolcheviques, liderados por
Lenin y Mencheviques, dirigidos por Martov. En el transcurso del Congreso
Trostki toma partido por los mencheviques y se enfrenta ideológicamente con
Lenin sobre el rumbo que había de tomar la revolución. El importante desarrollo
económico que se produjo en el país no tuvo la misma repercusión en la
mejora general del pueblo ruso; por el contrario, el empobrecimiento del campo
produjo una fuerte emigración hacia las ciudades, donde formaría parte del
proletariado fabril y donde llevaría una vida sumisa, resignada y llena de