Página 27 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XX, 35, (2020). ISSN 1695-6214 © Ángel Santos, 2020
P á g i n a
| 225
a otra mundial y para ello había que poner fin a la guerra, que según él sólo
beneficiaba a la burguesía capitalista.
Por fin estalla la revolución de 1917 que derrocó al zar Nicolás II. Se
constituye el gobierno de Kerenski. Lenin regresa del exilio con la ayuda
alemana, que con ello ve la posibilidad de introducir en Rusia una pieza
desestabilizadora. No se equivocaron. Lenin, que según palabras de Muñoz
Molina, sólo tenía una obsesión: lograr el poder político absoluto y no la
búsqueda de la justicia social ni la igualdad, publica sus
Tesis de Abril,
proclama la lucha a ultranza y ordena a los bolcheviques que cesaran en el
apoyo al gobierno provisional y preparasen su propia revolución exigiendo
“todo el poder para los soviets”.
La actividad de los bolcheviques es inmensa, logran ir minimizando las
ideas de otras formaciones y gracias a un golpe de mano de su correligionario
y colaborador Leiba Brostein (Trotsky) Lenin se apoderó del poder,
reemplazando la República rusa por la República Socialista Federativa de los
Soviets.
Implantada la Dictadura del proletariado y creado el Consejo de
Comisarios del Pueblo inició su política: expropió la tierra a los grandes
terratenientes y se la entregó a los campesinos; cedió las fábricas a los
obreros; nacionalizó los bancos; disolvió la Asamblea Nacional (que había
sido elegida por sufragio universal); firmó la paz de Brest-Litovsk con las
potencias centrales de Europa; trasladó la capital a Moscú y ordenó el
asesinato de la familia real.
La dictadura del proletariado, con partido único, se impuso sobre la
tradición democrática del socialismo occidental mediante el empleo de
métodos brutales de represión, haciendo gala de su pensamiento de que la