Página 8 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVIII, 32, (2018). ISSN 1695-6214 © Ángel Santos Vaquero, 2018
P á g i n a
| 207
preparativos de su vuelta desde la isla Española (actual República
Dominicana) el 4 de enero y embarcaba un mes más tarde a bordo de “La
Niña”. “La Pinta venía comandada por Martín Alonso Pinzón.
Tras atravesar el océano en sentido inverso al iniciado en 1492, Alonso
Pinzón atraca en Bayona (Pontevedra) el 1 de marzo, mientras Colón lo hace
unos días después en Lisboa. Tras entrevistarse con el rey de Portugal el 9
de marzo –al que le cuenta lo que había visto y realizado y convence de que
no había tocado los intereses geográficos y comerciales de su nación–, partió
para Andalucía, donde seis días más tarde, junto a los hermanos Pinzón,
desembarca en el puerto de Palos de la Frontera (Huelva). A los pocos días
muere Martín Alonso Pinzón.
El 3 de abril Colón es recibido por los Reyes Católicos en Barcelona,
donde a la sazón se hallaban. Les explicó los pasos realizados y les ofreció
los presentes que había traído. A pesar de la decepción que se llevó el rey
Fernando ante los obsequios ofrecidos, confirmó a Colón en su cargo de
almirante de la Mar Océano y Vice-Rey de las Indias (tierra a la que él
pretendía haber llegado) y acordó financiarle una nueva expedición. El 15 del
mismo mes marcha a Sevilla, donde fue recibido triunfalmente. En el ínterin
los reyes iniciaron una acción diplomática, en especial ante el papa, para
conseguir el beneplácito y el beneficio para la corona española sobre las
tierras descubiertas y por descubrir por Colón. Asimismo se pusieron
prudentemente en contacto con Portugal, con el fin de establecer los límites a
los que llegaban los derechos de ambos reinos. Ante las discrepancias, se
pone como árbitro al papa Alejandro VI quien en el mes de mayo emite una
bula donde delimita la zona de descubrimiento que corresponde a cada reino.
En ella se especificaba que todas las tierras “halladas y por hallar”, situadas
al oeste de un meridiano (que no queda especificado claramente, por lo que