Page 8 - Artículo 7
P. 8

Año XXII, Número 39, enero 2022
           Depósito Legal M-34.164-2001

                 ISSN 1695-6214
                                                              Historia Digital colabora con la Fundación ARTHIS



                           Año 1572 (hace 450 años). Matanza del día de San Bartolomé


                                El  rey  de  Francia,  Enrique  II,  casado  con  Catalina  de  Médicis,
                    muere  el  año  1559  a  consecuencia  de  un  desgraciado  accidente  en  un

                    torneo. Le sucede en el trono su hijo Francisco II, casado con María Estuardo,

                    reina de Escocia. Durante el corto reinado de Francisco manejaron el reino
                    los  hermanos  Guisa:  el  duque  el  aspecto  militar  y  Carlos  (cardenal)  el

                    religioso  y  financiero.  Ambos  utilizaron  su  poder  para  satisfacer  sus
                    ambiciones de dominio y riqueza.



                           Francisco muere a los ocho meses de gobierno y queda como regente
                    del reino su madre Catalina, durante la minoridad de su otro hijo Carlos IX.


                                Catalina,  de  la  familia  Médici  de  Florencia,  era  una  mujer

                    inteligente,  ambiciosa,  calculadora,  sagaz,  astuta,  escéptica  en  política  e
                    indiferente  en  religión.  Su  repulsa  hacia  los  hermanos  Guisa  –aunque  los

                    mantuvo  consigo  por  conveniencia  política–,  va  a  hacerla  llevar,  como
                    consecuencia, una política sinuosa, perturbadora para Francia, complaciendo

                    y apoyando unas veces a los protestantes y otras a los católicos.


                                Francia  se  hallaba  dividida  religiosa  y  políticamente  en  dos

                    bandos:  hugonotes  (calvinistas)  y  católicos.  Los  primeros  habían  sido
                    perseguidos  durante  los  reinados  de  Francisco  I  y  Enrique  II,  y  los  Guisa

                    continuaron  con  este  proceder  durante  el  de  Francisco  II.  Por  ambición,

                    Antonio de Borbón, rey de Navarra, y su hermano Luis, príncipe de Condé,
                    aprovecharon la escisión religiosa y se unieron a los calvinistas con el fin de

                    derribar  del  poder  a  los  Guisa,  uniéndose  al  almirante  Coligny,  uno  de  los
                    jefes  hugonotes.  Enfrente  se  hallaban  el  duque  de  Guisa,  el  condestable

                    Montmorency  y  el  mariscal  Saint  André.  Con  esta  situación  se  desató  una
                    guerra civil en Francia.










                             Historia Digital, XXII, 39, (2022). ISSN 1695-6214 © Ángel Santos, 2022                   P á g i n a  | 336
   3   4   5   6   7   8   9   10   11   12   13