Página 1 - editorial

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVI, 27, (2016). ISSN 1695-6214 © Ángel Santos Vaquero, 2016
1
El Triunfo de la Revolución de octubre
Equipo Editorial
El próximo mes de octubre, se cumple el centenario del triunfo de la
revolución bolchevique de 1917. En ella, se pusieron en marcha los preceptos
teóricos de Marx y Engels, bajo el liderazgo de V.I. Ulianov Lenin. Rusia fue el
campo de experimentación perfecto para pasar de lo teórico a lo práctico. Este
aniversario se enuncia, desde el punto de vista histórico. Tras la revolución de
1989, llamada también el
Otoño de las Naciones
, la URSS dejó de ser la
potencia que se enfrentaba al sistema capitalista y, finalmente, en 1991,
desapareció el estado fruto de la revolución de octubre.
Efectivamente, Rusia se convirtió en la plataforma ideal para la
implantación del comunismo por diversas causas:
Desde el punto de vista social, Rusia estaba plagada de desigualdades y
se basaba en una sociedad estratificada y basada en las antiguas estructuras
del Antiguo Régimen; una nobleza encabezada por el Zar, seguido de un
nutrido número de aristócratas terratenientes, con derechos sobre sus tierras y
las personas que las habitaban. En el lado opuesto, el pueblo -en su mayoría
campesinado- clamaba por que se le reconociese algún derecho. En las
ciudades, los propietarios industriales se comportaban exactamente igual que
los terratenientes y el proletariado sufría la explotación sistemática, con un
excesivo número de horas de trabajo, y una dependencia total al empresario;
sueldos bajos, a veces pagados en bonos que sólo servían para el hospedaje y
economato del propio empresario, etc.
El triunfo de la Revolución conllevó el cambio radical de las obsoletas
estructuras de gobierno, en base a los siguientes preceptos: