Página 2 - editorial

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XVI, 27, (2016). ISSN 1695-6214 © Ángel Santos Vaquero, 2016
2
-Transformar la sociedad a través de un proceso revolucionario de corte
marxista que permitiese construir una sociedad basada en la cooperación y en
la gratuidad.
-Esta construcción debe ser obra de los propios trabajadores, que
igualmente debian implantar la democracia y la auto emancipación. Esta nueva
sociedad socialista quedaría liberada de las antiguas formas de dominación.
-La revolución debía extenderse de las manos de los trabajadores del
mundo (internacionalismo revolucionario) en busca de una comunidad
socialista internacional.
-La Historia como herramienta del conocimiento y base para la
consolidación del movimiento revolucionario (Materialismo Histórico)
-Erradicación de las clases sociales y la eliminación de las
desigualdades de género.
Pero, tras los citados hechos de 1991, podemos hablar de fracaso en
este utópico sistema. Las ideas marxistas llevadas a la práctica desde 1917, se
convirtieron en una nueva etapa trágica para el proletariado, conviertiendo la
útopica igualdad de clases, en una quimera tras la aparición de un rígido
sistema estatal que todo lo controlaba y erradicaba cualquier signo de
divergencia.
La buena voluntad teórica, fue pervertida nuevamente por el hombre,
incapaz de dejar de lado el instinto humano de superioridad sobre el otro.
Cumplidos cien años de la Revolución de octubre, aun no hemos superado
esquemas injustos del capitalismo más radical, y estructuras opresoras que
perduran en Paises de corte marxista-revolucionario. ¿Será capaz el hombre
de teorizar y aplicar una teoría justa, eficiente e igualitaria?
Historia Digital
, XVII, 30, (2017). ISSN 1695-6214
© Historia Digital, 2017